jueves, 2 de octubre de 2014

La Europa de ayer



                                                 


Hoy toca otra más de mis entradas dedicadas a recuperar y difundir fotografías del mundo anterior a la Iª Guerra Mundial. Me fascina esa etapa casi steampunk que dejó de serlo bajo los cañonazos de la Gran Guerra y cuyos vestigios luego se perdieron para siempre durante los bombardeos y combates masivos de la IIª. 

La galería de imágenes de hoy sigue la línea de lo ya visto en su día en Mundos perdidos, solo que aquella vez quizás privilegié en demasía la Europa central y oriental. Hoy voy a regalaros una serie más compensada. De esa forma vamos a ver unas cuantas fotos de las hermosas urbes italianas del período, de la ciudad de París en color y hasta algunas fotos de zonas atrasadas y subdesarrolladas como Hungría o España y por supuesto más fotografías de ciudades alemanas en aquel tiempo, décadas antes de que la aviación británica y estadounidense las convirtiese en cachitos y ahora lo que se vea sean casi todo reconstrucciones. En general me he centrado en seleccionaros fotografías de calidad media (están muy bien respecto a lo habitual pero aún así no hay demasiadas imágenes con la resolución, cromatismo y nitidez que pudimos apreciar en las pertenecientes a otras entradas) conteniendo sobre todo vistas panorámicas de las grandes ciudades del período capturadas en su día a día.

Como siempre, aunque no lo parezca, todas las fotografías son anteriores a 1914 y, de hecho, la mayoría también son anteriores a 1900; salvo una que incluye un desfile posterior al final de la Gran Guerra y se me ha mezclado por ahí, pero la voy a dejar para no tener que andar cambiando nada y subir esto ahora mismo.

Claro está no todo era tan bonito. Lo que podemos ver aquí son solo las partes monumentales de las grandes metrópolis que es lo que gustaban de retratar la mayoría de los fotógrafos del período con la intención de componer hermosas "postales". Pero fuera de esos entornos abundaban los barrios y los pueblos donde la miseria resultaba abrumadora (como todavía sucede hoy, solo que entonces en mucha mayor medida). Sobre esa otra dimensión no tan fotogénica de aquella Europa -de la que por tanto existe muy poco material- ya haré una galería específica otro día. En todo caso hoy, sin que sirva de precedente, vamos a limitarnos a ver algo bello y en cierta forma alegre, sin darle más vueltas. Espero que os guste.  





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada