viernes, 24 de enero de 2014

Nos tienen calados

     

       Les pongo en contexto. Los mapamundi chinos del período Ming (durante lo que es el final de la Edad Media y comienzo de nuestra Edad Moderna) sufren una importante transformación a finales del s. XVI en paralelo al ocaso de dicha dinastía. En concreto a partir de ese momento destacan a ojos de un occidental por manifestar un sorprendente buen conocimiento de la geografía del planeta (dentro de las limitaciones propias del período). En otras palabras, la comprensión del mundo que muestran aquellos mapas chinos contrasta con la imagen que tenemos del Extremo oriente del período como un mundo cerrado sobre sí mismo e ignorante de lo que ocurría en el resto del planeta. En realidad la interpretación precisa sería pensar en un Extremo Oriente voluntariamente cerrado sobre sí mismo, no por ignorancia sino por decisión propia (aunque esa actitud a la larga fuese un error que inhibió el progreso tecnológico en unas sociedades por entonces razonablemente desarrolladas).  

En todo caso la explicación de ese salto adelante en la cartografía oriental, sobre todo china, del momento no tiene tanto que ver con el legado de las famosas exploraciones chinas del s. XV por el océano Índico como con una importante labor de intermediación cultural realizada por jesuitas europeos. Concretamente a finales del s. XVI múltiples sacerdotes jesuitas europeos llegaron a Japón y también a China siendo claramente en este último país donde su labor como transmisores de conocimientos entre dos civilizaciones distantes llegó a ser más notable.

       Entre ellos destaca el jesuita italiano Matteo Ricci quien llegó a China en 1582 a través del enclave de Macao controlado por los portugueses. Ricci aportó a los chinos múltiples conocimientos técnicos europeos sobre todo en el campo de la medición del tiempo y del espacio (cartografía, fabricación de relojes mecánicos, matemáticas, etc.). Gracias a Ricci por ejemplo se tradujeron al chino los famosos Elementos de Euclides. Por todo ello Ricci se ganó poco a poco una bien merecida fama de sabio notable y en 1601 fue autorizado a establecerse en la corte imperial, en Pekín.

En esta línea, al año siguiente, elaboró para el Gobierno imperial un mapamundi bastante detallado llamado "Un mapa de los numerosos países del mundo" que es este que podemos observar más abajo a través de una copia japonesa de 1604 (lo que nos indica además el calado y la difusión que pudo tener su labor a la hora de transformar la visión geopolítica del mundo en el Extremo Oriente de la época, no solo en el caso de los chinos sino también en lo tocante a la Corea de la dinastía Joseon –donde también se encuentran copias de dicho mapa- o en todo lo relativo al Japón Tokugawa país en que asimismo operaban por entonces los jesuitas).

                 

       Ricci murió poco después, en 1610, pero su obra fue continuada por otro jesuita italiano llamado Giulio Aleni que en 1620 elaboró otro mapamundi aún más detallado conocido como "Mapa completo de todos los países del mundo" (a la mierda la modestia).

    

        Ese legado cartográfico fue luego continuado, durante los inicios de la dinastía Qing, por otros jesuitas llegados de Europa, como el belga Ferdinand Verbiest, quien por cierto había estudiado en Sevilla. Pero ¿y todo esto qué carajo nos importa?, se estarán preguntando ustedes. Pues bien, aquí es donde surge algo francamente interesante. En el período cronológico comprendido entre la realización de los dos mapas que he citado, como se ha dicho obra de jesuitas europeos, se elaboró un mapa algo más tosco, más puramente chino, dibujado probablemente entre 1607 y 1609 y llamado “Mapa completo de la Tierra”, que es este.

              

        Aquí llega lo sorprendente. Prepárense. Llamo la atención sobre lo inscrito encima de la Península Ibérica. 

                                                                        

¿Saben ustedes qué significan estos caracteres?. Pues al parecer su traducción literal es “Más de 30 países”. Así como suena. Con dos cojones. En Portugal no se si estarán de acuerdo, pero en España es evidente que hoy en día este análisis pasaría por uno de los más acertados respecto a la esencia patria jamás realizados. Es difícil captar con mayor precisión, desde la lejanía, la verdadera naturaleza profunda de la realidad peninsular. Sin duda dicho análisis haría las delicias de más de un presidente autonómico y de sus múltiples historiadores esbirros. ¿Cómo es posible que los cartógrafos chinos del pasado nos conociesen tan bien?. ¿Eh?. ¿Cómo?. Ni el mapa de Piri Reis oigan. Lo dicho, nos tienen calados.

5 comentarios:

  1. Menudo atracón me he pegado tras conocer este blog por la entrada titulada "Primary Colors". Tras leermela me puse a ojear otros artículos y no puede dejarlo hasta acabar con todos, no sin maldecirte reiteradamente por hacer unas entradas tan largas, jeje, claro que ahora que estoy al día ya me da igual e incluso agradezco esas longitudes.

    Te haría alguna crítica negativa si no fuera porque son más las virtudes y al final uno se queda solo con lo negativo... bueno, sí te voy a hacer una crítica de tipo técnico: se trata de que los vídeos que incluyes (mayormente de Youtube) no se reproducen en tablets o smartphones, para más señas dispositivos Android con navegador Chrome. No sé si será la forma de cómo los enlazas o algo más complejo. En cualquier caso a ver si le puedes echar una ojeada que es muy cómodo leer el blog con un tablet.

    Te preguntarás, ¿si estoy al día porque escribo en una entrada antigua? La respuesta es simple; porque ésta me ha encantado. Me ha encantado la mezcla de historia con humor, un humor elegante, irónico y mordaz empezando con un imaginativo titulo para acabar con esa estupenda y fantásticamente bien escogida imagen. Cuando acabé de leerlo esbozaba una buena sonrisa que me acompañó un buen rato. De hecho cada vez que me viene a la cabeza esta entrada no puedo evitar sonreír.

    En fin, enhorabuena por el trabajo que haces y mi voto va para más entradas de este tipo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te agradezco los cumplidos y también la crítica. En cuestiones técnicas sobre todo hay cosas de las que no me doy cuenta como administrador. Obvamente, debido a la extensión media de las entradas y otros factores este es un blog concebido para ser visionado ante el Pc y con el navegador Chrome. En todo caso normalmente testeo por sistema en varios navegadores cómo se ve la última entrada que añado. Pero no tengo demasiadas referencias sobre su formato para móvil y tablets. Hice alguna prueba al diseñarlo pero hoy en día es una cuestión de recursos limitados.

      Es decir, si empleo demasiado tiempo con las cuestiones técnicas y visualizando como queda cada entrada, luego no tengo tiempo para elaborar con una cierta periodicidad semanal las entradas como me gustaría.

      Además retocar el diseño del blog me cuesta porque no tengo grandes conocimientos de diseño web, de hecho los pocos que poseo los fui adquiriendo precisamente para elaborar este blog. Y luego porque obviamente blogger tiene sus limitaciones. Como todo el mundo sabe es sencillo y gratuito, pero al final muy mazacote y llegado un punto no tiene demasiado margen de desarrollo.

      A día de hoy saltar a Wordpress no es una opción por lo que no tengo mucho margen para pulir cuestiones técnicas. Y no solo respecto a esas cuestiones “menores” referidas a los videos, sino otras como por ejemplo elaborar y añadir una sección con podcasts o cosas así, que es algo que me gustaría hacer. Pero a día de hoy me queda lejos porque sería demasiado intensivo en tiempo para mí no solo implementar los cambios necesarios en el blog (cambiar plantilla, quizás salir de blogger y comprar espacio en un servidor para tener vía libre de mejorar otros aspectos, etc.) sino también adquirir los conocimientos para hacer los cambios con seguridad, sin miedo a estropear la arquitectura básica que realicé cuando diseñé este sitio. No descarto obviamente pulir esos defectos a un año vista si el blog sigue creciendo poco a poco y en ese caso realizar un lavado de cara y saltar a una versión 2.0. Pero a día de hoy, para dar por terminada la versión 1.0 me falta retocar alguna cosilla menor en la portada, algo que intentaré hacer cuando tenga tiempo de aquí a uno o dos meses, y luego no va a haber grandes mejoras en un tiempo.

      Eso incluye todo lo relativo a la Plantilla para dispositivos móviles. De cara a mejorar la que hay funcionando ahora necesitaría retocar bastante el HTML de la página o bien crear una segunda versión de la página específicamente para móviles, tal vez adaptando la existente a través de un sitio como Dudamobile, pero por ahora no veo clara ninguna de las dos opciones. En todo caso lo anoto en el debe de cara a un futuro.

      Lo que sí me interesa mucho que me comentéis es si los tiempos de carga del blog no son buenos o si las imágenes no cargan o no se ven bien. Eso que es básico sí quiero tenerlo pulido todo lo que pueda.

      En cuanto a la extensión de las entradas intentaré compaginar discursos más ambiciosos con entradas más minimalistas. Aunque en principio enero, que es un mes en el que tengo tiempo, va a dar lugar a varias entradas largas. Espero que resulten interesantes por lo menos.

      En fin, por de pronto voy a ir preparándonos para el final del año según el calendario gregoriano.

      Eliminar
  2. Te amplio un poco la información.
    La estructura del blog, la plantilla, me parece buena y se adapta muy bien tanto a móviles como a tabletas haciéndose muy amigable su visionado (me refiero siempre a dispositivos Android usando el navegador Chrome). Así que ninguna pega por esta parte.
    En cuanto a problemas con imágenes o cargas excesivamente lentas del blog tampoco he visto nada o notado algo fuera de lo normal. La única pega son los vídeos que ni en moviles ni en tablets cargan (quizás sea algo relacionado con flash).
    Lo curioso es que yo también uso "blogger" y los vídeos que pongo en las entradas no me dan problemas. Se reproducen sin mayores trabas. Es posible que el problema radique en la manera en la que enlazas los vídeos. Y si ahora mismo, al imaginarte como rayos lo puedes solucionar, una fria gota de sudor te recorre la espalda, estate tranquilo porque es muy sencillo. Si quieres te lo explico por aquí (la manera como yo lo hago)o mejor, hago una especie de tutorial con imagenes y te lo envio a tu correo. Lo que veas pero en caso de la segunda opción necesito una dirección, no sé si la tines en alguna parte del blog sino en mi blog tienes mi email. En cualquier caso el procedimiento no es complicado. Apenas algo más de un copy paste.

    Sobre la extensión de las entradas, como dije, me acordaba de ti cuando eran muy largas y me quedaban muchas por leer (ah sí, y esos comentarios que bien pueden ocupar un tercio del total, jaja) pero ahora mismo por mí ya puedes hacerlas lo largas que quieras. De hecho prefiero que sean largas ya que disfruto mucho de su lectura.

    Ah, se me olvidó comentar que otra de las razones por las que me decidi ha comentar en esta entrada era porque no tenía ningún comentario. Tenía que solucionarlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. johnsurena@outlook.es

      Aquí en el blog a la derecha, encima del perfil de Google+, está ese mismo mail. Justo debajo (por cierto) de la foto de una "Escítala", sencillo sistema de encriptación de mensajes usado por los antiguos espartanos, que uso como icono para indicar la zona del correo electrónico.

      Eliminar
    2. Vale, ya está enviado. Ya me confirmarás si te ha llegado.

      Eliminar